Al contrario que en África del Sur, dónde los chinos llegaron a trabajar en las minas ya en 1870, la inmigración china en Senegal empezó relativamente tarde, en los años ochenta del siglo XX, motivada por la entrada en el país de la gran empresa china de construcción Henan Construction. La empresa se dedicaba a las infraestructuras, y algunos de los obreros chinos empleados en dichos proyectos prefirieron quedarse en Senegal para buscar otras oport­­unidades al final de sus contratos. En los noventa empezaron invertir en el comercio, y a través de las redes familiares establecidas con estos pioneros muchos inmigrantes chinos empezaron a llegar a Dakar con el cambio de siglo. Gracias a sus contactos en China, podían comprar productos a precios más baratos y directamente a las fábricas y mayoristas de su país. Era una cuestión de precio; los comerciantes senegaleses también habían descubierto las ventajas de la producción china, pero a precios más caros.

La avenida de los almacenes
L...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--