Pasear, callejear, perderse en la ciudad, es uno de los placeres que cualquier aspirante a flanêur disfruta tanto fuera como dentro de su territorio. En esta crónica Lourdes Iglesias,  acompaña y «se pierde» con el lector por las calles de Seúl; comparte sus rincones preferidos, sus must, sus imprescindibles de la ciudad...

Cuando apareció Corea del Sur por primera vez en mi vida, me di cuenta de que no tenía ni idea de esa pequeña península, situada entre China y Japón. Lo único que me sonaba era el Gangnam Style, K-pop, kimchi, los teléfonos Samsung, los coches Hyundai, las pantallas LG y un dictador que vivía en otro país, al norte de la península, y que era un loco que estaba desarrollando armas nucleares. Leí la trágica y terrible historia de Corea, colonizada por Japón entre 1910 y 1945 y destrozada por la guerra entre ambas Coreas, la del norte apoyada por Rusia y China comunistas y la del sur por EE. UU. En los años sesenta comenzó su milagrosa ruptura con los malo...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--