Roberto Bolaño solo viajó a Sonora a través del Atlas de Julio César Montané Martí, un sabio chileno exiliado en México. Diego Enrique Osorno conversa con él sobre la creación de la cartografía y sobre las obras de Bolaño y nos acerca hasta un homenaje clandestino a la obra del escritor en Bahía de Kino.

 
Lecturas en peligro de extinción

 
A la entrada de Bahía de Kino hay un retén nocturno. Dos policías de Sonora detienen nuestro viaje con su linterna en la penumbra cerca del mar. Uno pasea lentamente entre las luces delanteras con su pequeña pistola nueve milímetros. El otro se pone a medio metro del conductor de la gigantesca camioneta Ford Expedition, a la que solo le falta una ametralladora empotrada donde ahora va el quemacocos para convertirse en una máquina de guerra.
 

—¿Adónde?
—A Kino.
—¿Saben que semana es esta?
—La semana diabla.
—Okey. Abusados.
—Adiós.
 

El policía ten...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--