Las expresiones escritas en las paredes de las calles y de los medios de transporte pakistaníes conforman todo un universo. En él se brindan sentimientos personales, escándalos, indignaciones, pérdidas, deseos o simplemente, un momento de reflexión. La narrativa del pueblo se hace poesía en esos versos que transitan por el país, ofreciendo una diversidad de visiones llena de color.

 
¿Qué diablura creó este mundo de peticionarios? Cada peticionario se viste con un traje de papel.
 

Estos versos del famoso poeta mughul Ghalib hacen referencia a su reivindicación de la antigua tradición persa donde los peticionarios vestían en papel antes de ingresar a los tribunales en pro de la justicia. 
Y es que, a pesar de tratarse de un país con un bajo índice de alfabetización, la palabra escrita es una parte central de la sociedad pakistaní. En todo Karachi, el «parloteo» —nombre de estas expresiones escritas— llena las calles con anuncios de reunion...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--