El distrito hongkonés de Sham Shui Po se debate entre la gentrificación y la supervivencia. Con el cambio en la economía el barrio se ha convertido en un atractivo para los promotores inmobiliarios y cada vez son más lo negocios que han tenido que cerrar. Sin embargo, una nueva generación de emprendedores se abre camino. ¿Mutarán las calles? ¿Subirán los alquileres?

ASiu King-chung siempre le gustó hacer cosas. De niño, creciendo en Castle Peak Road, en Sham Shui Po, él y sus amigos hacían coches eléctricos, cámaras estenopeicas, juguetes acrílicos y monederos de cuero. No tenían que ir muy lejos de casa para encontrar los materiales: Siu encontraba todo lo necesario en los mercados callejeros a unas manzanas de distancia de su apartamento. Y ya entonces otros estaban haciendo lo mismo. Recuerda que, en los años 80 del pasado siglo, había vendedores ambulantes del mercado electrónico que montaban ordenadores Apple de imitación a partir de piezas de recambio que imp...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--