TERESA FANTASIA
Teresa abrió los ojos y notó el estómago descompuesto. Estaba a bordo del barco Santa Cruz, que había zarpado el 8 de diciembre desde el puerto de Génova. Ella tenía siete años, y viajaba rumbo a las Américas con su padre, Giovanni Fantasia, su madre, Maria Antonia Zazzu, y sus seis hermanos pequeños. Miró por la ventana esperando encontrar el cielo azul de los todos los días, pero lo que vio fue una masa gris de nubes que descargaba furibunda. El barco parecía de papel. Y, entre las náuseas, logró reconocer un murmullo cercano. Era el rezo de las mujeres que, de rodillas y sin parar, pedían que la tormenta no terminase con la aventura que acababa de empezar.

Maria Antonia Zazzu con sus hijos nacidos en Pattada en el año 1948.

La aventura, en la casa de los Fantasia, arrancó a principios de ese mismo año 1948. Giovanni, el padre de familia, había vuelto de combatir en la Segunda Guerra Mundial, y al llegar a Pattada, su pequeño pueblo en la isla italiana ...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--