Lux mea lex («la luz es mi ley»). Ese es el lema de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, la UCAD, una de las mayores instituciones de enseñanza superior de Senegal. La UCAD representa toda una historia que se puso en marcha tras la época colonial y que acompañó a toda la evolución política de Senegal. Y prácticamente cada joven senegalés o incluso africano de la nueva generación tiene una historia que contar de esta gran institución; la misma que ha visto pasar a muchos de los jóvenes dirigentes del continente africano.

Es una mañana del mes de octubre de 1997. Ese día, el joven bachiller que soy pone pie por primera vez en el campus social de la Universidad Cheikh Anta Diop. Con una bolsa de plástico azul entre las manos, me siento perdido. Es cierto que estoy ya acostumbrado a dejar mi ciudad, Louga (a 197 kilómetros de Dakar) para venir a pasar las vacaciones en la capital, pero ahora descubro por primera vez ese lugar llamado Universidad ...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--