Pocos restos históricos ayudan en Hong Kong a navegar por una ciudad «del presente, pero del pasado y del futuro». El historiador Patrick Mok reflexiona sobre los símbolos que han marcado el tejido urbano de su ciudad. 

Es difícil de recordar o de olvidar. Expresar a Hong Kong de este modo tan dialéctico parece algo incomprensible, pero quizás es la mejor descripción que se puede hacer de la actitud hongkonesa respecto al pasado de la ciudad. Igual de incomprensible es preguntar qué es Hong Kong, una cuestión que sin embargo descubre la ambigüedad de este lugar.

Hong Kong se encontraba en el borde sudeste de la China imperial. Le faltaba una identidad territorial, pero estaba ya representada en diferentes topónimos, como muestra el mapa histórico de finales del siglo XVIII y principios del XIX reflejado más adelante; hoy tiene una superficie total de alrededor de 1.104 kilómetros cuadrados que cubren la isla de Hong Kong, Kowloon y los Nuev...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--