—Soy muy vago... El hecho de tener un trabajo privilegiado era algo muy extraño en mi casa. ¡Una persona que no sufría trabajando! Yo siempre he trabajado mucho por miedo a ser ocioso, vago. Y hace que parezca más prolífico de lo que soy.
Tengo delante la lista de obras que han surgido de las manos, la imaginación y el trabajo de Marcello Fois y no consigo creerme del todo esa excusa. Desde su debut en 1986 —recién licenciado en Filología italiana por la Universidad de Bolonia, donde ha residido desde entonces— hasta su última obra publicada, L’importanza dei luoghi comuni (Einaudi, 2013), se pueden contar alrededor de treinta volúmenes que abarcan la novela, el cuento, el ensayo y la poesía, amén de sus incursiones como guionista en el cine y la televisión.
—Soy rápido, eso sí —afirma pragmático—. Mi escritura empieza en mi cabeza mucho antes de que yo la ejecute. Nunca pierdo mucho tiempo ante la pantalla.
Precisamente es una pantalla la que nos permite hablar ahora, yo en Barcelo...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--