A través del perfil de una anciana ciega, dos buenos conocedores de la África negra nos transmiten la complejidad de la historia reciente de Sudán del Sur.

Una mujer camina con las llaves de su casa colgando del cuello. Cuando chocan entre ellas resuena el incendio. No sólo de su hogar, también de su aldea y de todo su país. “Como Sudán del Sur, Majok tiene el cuerpo consumido y cansado”, escribe Xavier Aldekoa. Y ése es el movimiento de la crónica dibujada que reproducimos a continuación: de la anciana ciega a toda una realidad carcomida por el fuego, la violencia, los desplazamientos, la guerra.

Tal vez haya dos tipos de crónicas: las que cuentan historias más o menos colectivas y las que dibujan perfiles de personajes singulares. Las que sobre todo narran y las que sobre todo retratan. Los capítulos de los libros de Joe Sacco acostumbran a alternar ambas tipologías, creando un ritmo según el cual el paisaje y el rostro, la ciudad y la persona, lo general y lo particular son la...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--