Cuando el escritor Augusto Roa Bastos —Premio Cervantes en 1989— dijo que «el infortunio se ha enamorado de Paraguay», generó un aforismo tan certero como pesimista, uno que parece resumir la historia de su país natal en el espacio entre dos suspiros.

Sí, a veces se pueden ver siglos de historia en una frase. Y Roa Bastos sabía de lo que hablaba: su obra más recordada, Yo el Supremo, tiene como figura central a José Gaspar Rodríguez de Francia, quien rigió con puño de hierro Paraguay de 1814 a 1840.

Las fechas de los libros son puntos de agarre para comprender esa historia multiforme, pero también existen por debajo de los hechos otros elementos: paradojas, tendencias, revisiones. Las famosas rimas de la historia, incluso. Para acercarnos a la biografía de Paraguay, proponemos una combinación de ambos. De línea de y color, por usar términos del arte plástico. La línea nos la aporta la timeline interactiva que permite revisar los puntos salientes de la historia paraguaya; el color...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--