ESTRATEGIAS

Año de mil novecientos noventa y dos. Yolombó, Antioquia

A Marcela le entraron ganas de vomitar. Ahogada se tapó la boca con las manos para evitar un desastre. No quería mancharse el uniforme del colegio. A la niña, de apenas 12 años, el almuerzo se le hizo un lío en la boca. Los fríjoles estaban licuados. Ana Guiral, su madre, decidió sorprenderla con una crema.

Su boca se transformó en una especie de colador. Contuvo las náuseas mientras succionaba cada ingrediente, cada sabor. Los fríjoles estaban mezclados con los plátanos cocidos, la zanahoria, la cebolla y el tomate. Detrás de sus cachetes quedó una masa que, según ella, sabía a óxido.

Sin que su madre se diera cuenta, sacó de su boca el amasijo de carne y la tiró al basurero.

Ana sonrió toda la tarde.

Se creyó vencedora.

Mamá: 1

Marcela: 0

Round 2 / De visita

A los sesenta años —un poco más un poco menos—, la tía Rosalba ha caminado bastante la vida, creo que con más amarguras que ratos ...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--