Un comentario sobre A room in Cairo, un texto de la escritora belga que todavía no ha sido traducido al español y que se separa del periodismo de no ficción al que nos tiene acostumbrados.

 

El oficio de contar el mundo no es para todos. Para atreverse a devenir el canal a través del que otros escriben la historia no oficial del mundo hace falta algo. No es un abultado bolsillo ni un gadget tecnológico. Sí es curiosidad, sí es pasión, pero a todo esto le falta una especia que no todos poseemos. Parece ínfima, pero marca la diferencia. Es lo que hace que unos comprendan y otros no, la superestructura del detalle.

Esa falla existencial se encuentra en la piel y en los zapatos y se llama incomodidad.

Lieve Joris, osada escritora en el ámbito del periodismo literario —sus obras de no ficción han sido reconocidas con premios literarios en Francia, Holanda y Bélgica— ha escrito en A room in Cairo una carta para sí misma en la que nos muestra esa p...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--