Daniel Martínez es un activista. Tras 59 años en Montevideo, lo ha vivido y luchado todo. En julio de 2015 fue elegido intendente —alcalde— de Montevideo, ganó las elecciones en su candidatura por el socialista Frente Amplio. Tanto en dictadura (clandestinamente) como en democracia Daniel Martínez siempre abogó con fuerza por los derechos sociales. Su militancia ha sido tan intensa y de tantos años que ya es sólo una característica más de su espíritu. Tal vez suene a tópico poético, pero de nuevo el intendente cumple con el perfil uruguayo: amabilidad apabullante, humildad y espíritu crítico. Se podría decir que es un intendente que no lo parece: un alcalde de a pie que huye de ostentaciones, de la acorazada vida del político con guardaespaldas, asistentes o discursos preparados. Se expresa natural, se le ve sincero. Pero, sobre todo, comprometido y enamorado de su ciudad.

Cuenta, en una charla distendida, que Montevideo es la ciudad de la calidad de vida. La oferta cultural es ...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--