Capital mía, tumbada a orillas del Atlántico, como el rostro de un hombre, nariz y boca de África, tu historia no es ordinaria porque tú eres Dakar.

Tu nombre aparece por primera vez en un mapa de 1750, cuando el botánico francés Michel Adanson hace un boceto del Cap Vert. Esta península del Cap Vert es el extremo oeste del continente africano y está rodeada de cinco islas, un escudo místico: las islas de Wer y de Lar forman las Madeleines; la de Sarpan lleva el nombre de un antiguo militar francés que había sido exiliado; Béer es como se conoce a la isla de Gorée y Yoff y Ngor son las llamadas Teungueni. Sin esos rompeolas, desaparecerías bajo el asalto de las mareas que vienen de dos costas diferentes y buscan unirse desde la noche de los tiempos. La gran costa norte, de Cap Manuel a Kayar, el mar que canta, Geej gala way, del barrio popular de Guédawaye, el legendario mar masculino. La pequeña costa sur de la península, la mar tranquila, Geej gi rëw, la mar femenina de Gu...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--