«Y si vas / al Hotel Supramonte / y miras al cielo / tú verás / una mujer en llamas / y un hombre solo» cantaba Fabrizio de Andrè en Hotel Supramonte, el corte situado en el ecuador de su disco L'Indiano, que grabó tras haber vivido lo mejor y lo peor que puede ofrecer Cerdeña.

La mención a la espectacular meseta del Supramonte no es baladí: el paisaje de la isla parece invitar a una música reflexiva, profunda. Y quizás no es casualidad que se cultive en ella tanto jazz, y que figuras como los tenores tradicionales parezcan cantar desde las simas de la tierra. Pero claro, hay también espacio para todo lo demás, desde lo romántico hasta lo beat, desde lo paródico hasta lo folclórico.

En su nuevo programa, Radio Altaïr nos propone coger el coche, una tienda de campaña y mucha curiosidad para seguir las voces de Cerdeña. Las de sus músicos, sus narradoras, sus políticos y su gente sencilla, en italiano y en sardo: el sonido de los pueblos que esperan tras la montaña y la cos...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--