Creer que los habitantes de un territorio de más de 30 millones de kilómetros cuadrados son homogéneos es tan absurdo como, desgraciadamente, real. Es habitual leer o escuchar sentencias que se refieren a África como un conjunto único. Son ideas basadas en estereotipos que suelen esconder componentes racistas. Por suerte, contamos con la pluma de Boubacar Boris Diop, uno de los intelectuales referentes de este continente que contiene 54 países e innumerables matices.

 
En los años 60 hablábamos de buena gana de una África que se extendía del Cairo a Ciudad del Cabo. La expresión hacía referencia en el imaginario colectivo a un continente gigante pero uniforme a pesar de su extrema diversidad cultural. Nuestro profesor de geografía nos decía con orgullo que África podría contener a China, Estados Unidos, la India y Europa del Este, además de Italia, Alemania, España y Francia. Y añadía que por sí sola la propia República Democrática del Congo es tan grande como toda...

--

Este contenido es sólo para suscriptores.

Consulta aquí las suscripciones que te permiten acompañarnos en este viaje.

Si ya eres suscriptor, accede indicando tu usuario y contraseña aquí debajo.

--